MERCHE, MI COACH UN ANTES Y UN DESPUÉS

MERCHE, MI COACH UN ANTES Y UN DESPUÉS

No podré olvidar el primer día que entró en Andares, en nuestro centro de Madrid, traía en sus brazos a su pequeña de tan solo 2 meses. Estaba interesada en nuestras clases de juegos con bebés. Tan interesada estaba que trajo a su primogénita durante 7 años y su segundo hijo todavía sigue viniendo a nuestros grupos de juegos.

Ahora quiero centrarme en esa figura materna que me atrajo. Por aquel entonces ella ejercía la profesión de ingeniera, pero algo en su interior quería cambiar, su iceberg se estaba moviendo pero no en la superficie, era un cambio en lo más profundo de su interior. Quería cambiar su vida así que, se embarcó en nuestro barco, hizo con nosotras el seminario  y las prácticas con niños que en el ofrecemos.  Pensando que si profesionalmente no era una salida, sí que le serviría como guía para la educación de sus hijos. Llegó la decisión final y ella se quedó con nosotros, quería dedicarse a esto que le había enamorado y seguir su formación para dedicarse a niños y adultos. Durante su período de prácticas he podido observar su enorme sensibilidad, la empatía que despierta entre las mamás y su comprensión innata para orientar las relaciones paterno-filiales. Todo esto se complementa con la inteligencia que profesa para transmitir con gran ternura los conceptos y mensajes oportunos en los momentos adecuados. El principal requisito para un buen profesional en el ámbito infantil.

Ella seguía siendo coordinadora de grupos en nuestro centro, pero sentía que algo más tenía que hacer, así que comenzó su Master de coaching: “como trabajar con niños y adultos si yo misma no me trabajo”, esas fueron sus palabras cuando me comentó el objetivo que se había marcado.

Actualmente es coach y trabaja directamente con nuestros niños y nuestros padres. Ha  diseñado un taller mensual al que acuden muchos de nuestros padres, donde ella los acompaña y comparte muchas de las vivencias,  dualidades y circunstancias que surgen de la educación de nuestros hijos. En estos talleres hemos podido comprobar como los padres y las coordinadoras del taller han generado un ambiente de confianza y complicidad que es difícil explicar en  estas líneas, porque es totalmente  vivencial. Los talleres que ella imparte están llenos de dinámicas que hay que estar para sentirlas, es lo que te hace moverte.

Todo esto que  os cuento, es por lo que avalo a esta persona. Al igual que yo hice mi apuesta personal por ella  y ha sido mi gran descubrimiento, espero que sea el vuestro. Mi experiencia interpersonal tanto con niños como con padres es  mi pilar, como mi metodología.  Ella puede ser vuestro COACH.
Merche, mi COACH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *