Viajar con niños: viajar en coche

Poner rumbo a nuestro destino de vacaciones se nos puede hacer un poco cuesta arriba, sobre todo con niños pequeños y dependiendo del medio de transporte elegido. Pero nada que no se pueda solucionar con un poco de imaginación, creatividad y diversión, aliñado con grandes dosis de paciencia.

Para aquellos que viajéis en coche:

fotos tmsonrisas 252

  1.  Imprescindible su juguete, peluche, mantita… favorita ya que le dará seguridad
  2. Llévate la música que escucháis con él y en los momentos en los que esté nervioso puedes ponérsela ya que le calmará escuchar algo que le reavive buenos momentos.
  3. Para niños a partir de tres años podéis jugar a buscar objetos que ellos conocen, tanto fuera como dentro del coche: un árbol grande, un puente, un zapato… A partir de tres o cuatro años es muy divertido contar coches bien por color o bien por marca si son muy entusiastas de los coches.
  4. A partir de 5 años, cuando están aprendiendo las letras en el colegio, suele gustarles los juegos tipo veo- veo pero algo más simplificado que el tradicional. Por ejemplo, buscar el nombre de un objeto que esta fuera o dentro del coche y comienza por za: zapato…. También el clásico juego de palabras encadenadas: consiste en buscar una palabra con la última sílaba de la palabra que dijo el anterior jugador. Por ejemplo uno dice casa, el siguiente dice sapo y a continuación el que le sigue dice posada…. Así sucesivamente.
  5. Para los más mayores existen CD con música, cuentos y adivinanzas con lo que el viaje se convertirá en pura diversión. No es imprescindible un CD, seguro que recordamos canciones de viajes o adivinanzas que aprendimos de pequeños.
  6. Para los momentos de crisis no pasa nada por utilizar las tablets o IPads con alguna película o dibujo animado. Pero como último recurso, puesto que si lo ponemos desde el principio ya no nos quedarán más opciones
  7. También hay momentos para la calma. Cada uno con sus pensamientos.
  8. Está bien hacer una parada cada dos horas para que puedan estirar piernas y corretear un poco. Un sitio en el que haya columpios o espacio para jugar al balón. Después de esto los niños estarán más dispuestos a reanudar el viaje.
  9. Si tanto al salir como al volver os encontráis con la posibilidad de incorporaros al carril adicional, no lo recomiendo puesto que si surge la necesidad de parar esto no sería tarea fácil.

¡FELICES VACACIONES!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *