Cómo es el desarrollo del bebé en los tres primeros meses de vida.

Con las sensaciones a flor de piel


Yo solo soy un bebé que emana curiosidad por conquistar mi nuevo mundo
Los tres primeros meses del recién llegado se convierten en la primera etapa del desarrollo humano después de un largo viaje hacia un mundo nuevo, un mundo desconocido, ruidoso, excesivamente luminoso y sin la cálida protección de la tripita de mamá, que lo ha acogido durante nueve meses.

Los primeros 3 meses de la vida del bebé. Todo lo que haces con él le enseña
Todo lo que haces con él le colma de sabiduría


¡TÓMALO con CALMA!

Nosotras siempre estaremos a tu lado para alejarte de las preocupaciones diarias y así poder jugar y disfrutar junto a tu bebé.
La tranquilidad de saber que siempre tienes una ayuda para cada ocasión.

Semana tras semana podrás disponer de todos los avances científicos y de nuestra experiencia personal de los últimos 37 años trabajando “con los mejores maestros”: los BEBÉS.
Ellos nos han enseñado lo más importante, del modelo EDUCAR CON ABRAZOS DE AMOR, son grandes expertos que saben que el mundo tiene una nueva oportunidad con su llegada y, para hacer realidad sus sueños necesitan de comprensión, amor incondicional y sabiduría.

“Yo sólo puedo existir si formo parte de una relación .Juntos muy pegaditos al principio y lentamente separados después.
Necesito que alguien se haga cargo de mis necesidades y deseos. Necesito percibir la total fascinación, una mirada llena de magia, una voz suave, una larga y delicada caricia y besos.
Yo sé interpretar los mensajes que me transmites, tanto física como mentalmente. Percibo tu estado de ánimo, lo que sientes y lo qué piensas cuando me coges entre tus brazos."

Su desarrollo durante estos tres primeros meses será sorprendente. Serán momentos emotivos durante los cuales madre y bebé se conocerán mutuamente. Es un puente desde la tripita hacia los brazos de mamá.

Nadie mejor que ella para ofrecerle esta conexión que lo arropará, acompañará y sostendrá en los primeros avatares de su vida. A través de los brazos de ella aprenderá las leyes de la vida, mediante una comunicación sincronizada, plena y silenciosa con las emociones a flor de piel.

La sabiduría del recién llegado es fascinante.
Dispone de una gama amplia de destrezas sensoriales y perceptivas. Es capaz de discriminar olores y sabores, de percibir a través del tacto y del movimiento de oír y ver. A través de sus sentidos capta todas sus experiencias. Es el momento de responder a sus demandas. Mirarle a los ojos, abrazarle para que sienta el olor y el sabor de los besos.

En este período sensitivo él necesita un contacto cercano, con una óptima calidad, para un aprendizaje profundo que no olvidará jamás.
Sentir la cálida piel de mamá a la vez que escucha sus palabras de amor para que se dé cuenta de que realmente en la tripita no estaban lo suficientemente cerca. Ahora descubre que se siente plenamente feliz en sus brazos recibiendo sus mimos preparándose para y afrontar la gran aventura de la vida.

RECUERDA compartir tus experiencias con tus amigas u otras mamás, y en caso de duda, por favor escríbeme al:

Mail: elizabeth@efodor.com