El bebé de 3 semanas

Tus dedos, prolongación de tu corazón.


El bebé necesita estar en contacto con la piel de tus manos. Caricias lentas, suaves y cálidas que abarcan su cuerpo desde la cabecita hasta los pies. Él necesita acostumbrarse a muchas sensaciones nuevas que pasan por su pequeño cuerpo: hambre, frio, dolor y una gran soledad. El pequeño demanda protección y amparo.

Depositando todo el amor en un movimiento rítmico sobre el bebé de 3 semanas
Ofrécele tu amor y corazón a través de tus manos.
La comunicación positiva con el bebé, el intercambio de mensajes no verbales que parte de lo más profundo de tu ser logrará que el pequeño descubra el sentido de la felicidad interior y tú la satisfacción y la paz de ser el mejor padre.
Es aconsejable colocar el móvil sobre su cuna durante unos minutos y retirarlo, así mantendrá su interés durante más tiempo.
Hermoso móvil musical con
                             cinco peluches para bebés recien nacidos
Desde el nacimiento se puede colgar el móvil de los barrotes de la cuna.

El contacto con tus manos lleno de amor con caricias largas

Contacto con tus manos lleno de amor con caricias largas sobre el bebé de 3 semanas
El cuerpo de mamá se convierte en un lugar acogedor y confortable para el bebé que refuerza los lazos afectivos entre ambos.
El bebé de 2 semanas
El ritmo de la vida.

El bebé de 2 semanas nesecita que los movimientos que utilizamos ser armónicos
Los movimientos que utilizamos deben ser armónicos
El bebé de 4 semanas
¡OJO con sus OJOS!
El bebé de 4 semana, al levantarlo abre los ojos y al tumbarlo los cierra.
¡Observa tu bebé!