La magia del juego, manos ágiles, mentes creativas.

En esta etapa los juegos y juguetes son especialmente diseñados, son de suma importancia.

Las actividades lúdicas fomentan el interés por aprender y tanto los juguetes adecuados como el juego en sí sirve como técnica de aprendizaje.

En las situaciones que surgen durante el proceso del desarrollo el bebé descubre su verdadera potencialidad a través del juego, donde adquiere experiencia para aprender como tomar sus propias decisiones con sentido común el día de mañana.

El juego genera alegrías y ayuda a descubrir el placer de la risa, desarrollando así el sentido del humor, tan necesario para una vida exitosa y placentera.


 De 3 a 8 meses de la vida del bebé las manos y los pies


El juguete facilita el despertar de la curiosidad y la atención sostenida.


El otro día, en casa de mi amiga Marta estábamos comentando, ella por cierto muy preocupada de que no había forma de lograr que sus niños dejasen de jugar para ir a bañarse o a cenar.

Yo le dije benditos padres que dejáis que vuestros niños jueguen a sus anchas. Ni falta hace convencerlos para acabar con el juego, es preferible lograr que sea atractivo el cambio de la situación como una actividad lúdica más. Jugar es la manifestación más placentera y positiva de la vida humana.

Spitz ya utilizó la palabra juego en el tercer mes de vida del bebé y Freud describió los “caminos misteriosos y constantemente repetidos” de uno de sus nietos que pasó con él unas semanas, y su teoría sobre el juego infantil.

El niño en realidad juega continuamente, es muy difícil saber cuándo juega o no. Es su forma de “estar” en el mundo.
Es una expresión global de su personalidad. Aprende a través del juego, se comunica con su medio ambiente su relación objetal primaria se establece a través del juego y las sensaciones.

Es una necesidad imperiosa para él, es una actividad maravillosa, rica y variada y se produce prácticamente desde el nacimiento. Pero muchas veces nos preguntamos cómo y con qué puede jugar un bebé tan pequeño, o si se puede hablar de juegos en esta edad.

Los juegos del modelo Educar con Abrazos de Amor están diseñados especialmente para que el bebé, mamá, papá y toda la familia puedan aprender disfrutando y compartiendo risas y buen humor. Las actividades son variadas, abarcan todas las áreas y son acordes con la etapa del desarrollo en la cual se encuentra el bebé.

Durante la realización de estos juegos es fundamental la utilización del lenguaje. Al niño pequeño se le habla con sílabas cortas, en tono suave y agradable, preferentemente repitiendo los sonidos emitidos por el bebé y algunos cantos rítmicos, como también es muy beneficioso incorporar otros idiomas.
El bebé a través de los juguetes práctica las actividades manuales finas, en las cuales el proceso de inhibición activo esta representado. Ya que cada movimiento depende de la interacción de dos procesos nerviosos, esto es, la excitación y la inhibición activa. Este último se aprende durante el desarrollo con juegos y movimientos sincronizados al manipular sus juguetes.

Por eso es necesario que además de girar, reptar, gatear y luego andar, correr, saltar, etc… sean capaces de manifestar unos movimientos controlados y precisos como la utilización de sus manos y los dedos donde el proceso de inhibición activo está representado.

RECUERDA compartir tus experiencias con tus amigas u otras mamás, y en caso de dudas por favor escríbeme al:

Mail: elizabeth@efodor.com

Con las sensaciones al flor de piel


 Los primeros 3 meses de la vida del bebé. Con las sensaciones al flor de piel
Los primeros 3 meses de la vida del bebé

Explora el entorno y descubre el mundo


 De 8 a 12 meses de la vida del bebé. El bebé explora su entorno y descubre el mundo
De 8 a 12 meses de la vida del bebé