Juegos y juguetes para niños desde 18 meses
El niño es contradictorio en sus sentimientos entre querer ser mayor y seguir siendo un bebé. Comprender sus emociones, es aprender a dialogar con él.

Juegos para bebés desde 18 meses. Lego el juguete más divertido del planeta.
¡Lego el juguete más divertido del planeta!

Construye, juega, aprende… ¡y vuelve a construir!

El camión lleva 26 grandes ladrillos para construir el alfabeto. Es ideal para aprender divirtiéndose, jugando, imaginando y creando.

Tu pequeño puede montar el Camión del Alfabeto en el orden que quiera. El camión cuenta con 26 bloques con letras. Con este camión, tu niño puede aprender el alfabeto de forma divertida.

¿Alguna vez ha querido que tu hijo sea más inteligente, más creativo y capaz de resolver problemas? Lego es el regalo perfecto para cualquier niño.

LEGO Duplo Camión del Alfabeto, Juguete de Aprendizaje para
                             niños desde 18 meses
Comprar en amazon.

Ayude a su hijo a desarrollar sus habilidades motoras y aprenda el abecedario con este colorido camión un juguete mágico. Es una gran adicción dale cualquier juego de Lego Duplo y lo mantendrá entretenido durante horas.

Tu pequeño aprenderá a pensar de manera creativa y a resolver problemas. Observe cómo imaginan, descubren y crean con la combinación adecuada de colores. ¡Empiece desde joven y prepárese para el ingeniero de su familia!


El Juguete para practicar habilidades motoras finas 
                             para bebés desde 18 meses.
Juego para practicar habilidades motoras finas

La coordinación y la precisión son dos características que definen la motricidad fina.

Un hito del desarrollo que comienza alrededor de los 18 meses y que requiere trabajar durante los años siguientes para lograr logros más complejos que permitan al niño desarrollar plenamente sus habilidades.

Este juguete de erizo es ideal para practicar la motricidad fina. Nuestro adorable erizo es la solución perfecta para fomentan la creatividad, la imaginación y la risa.

Este juguete de erizo es ideal para practicar la motricidad fina. 
                             Para niños desde 18 meses.
Comprar en amazon.

Cuando los niños colocan los pinchos en la espalda del erizo, aprenderán a contar e identificar formas y colores.

Este juguete de erizo hará que aprender los primeros conceptos matemáticos sea divertido y fácil.


¿Quién dice que aprender no puede ser divertido?

Tablero de madera con 21 formas geométricas

Es un muy buen regalo ya que requiere que el niño esté activo y se implique


Tablero de madera con 21 formas geométricas, juegos y juguetes para bebés
                                     desde 15 meses
Comprar en amazon.

El juego: Los juguetes para colocar piezas en vertical fomentan la atención sostenida fundamental para el aprendizaje, la coordinación visomotora y con este juego en especial las diferentes formas.

Ofrece a tu bebé el juguete para que, en principio saque las piezas. Puedes ofrecerle un cuenco para que las vaya metiendo dentro. Mientras el bebé las saca, tú las vas colocando de nuevo. Al fin te imitará y él también las pondrá.


Nuestro consejo práctico.

Procura no dirigir el juego del niño. Es importante dejarle descubrir como quitar las piezas y como se colocan después. En un principio las colocará arbitrariamente y luego poco a poco clasificará por colores o formas.

Este juego fomenta la atención sostenida importante para lograr en el futuro una buena concentración.

Adivina, adivinanza

Los pequeños necesitan vivir experiencias nuevas, relacionarse con otros niños y abandonarse al placer del juego mientras aprende un sinfín de conceptos.

Con unos aros grandes y pequeños existe la posibilidad de realizar multitud de juegos: clasificarlos por el tamaño o color; repartirlos por el suelo y caminar dentro de ellos, preferentemente con los pies descalzos; colocarlos sobre la cabeza y decir: «¿Dónde está la cabeza de (nombre del niño)...?», o bien «¿dónde está la cabeza de mamá?»; lograr que lo mantenga sobre su cabecita estando quieto o dando unos pasitos cantando:

Anillas adivina, adivinanza, juegos para bebés desde doce meses

«Adivina, adivinanza, ¿qué tengo sobre la cabeza?». También podéis colocarlo en ambos pies o brazos nombrándolos en una canción con las diferentes partes del cuerpo.

Papás juguetones, bebés felices.

Nos encontramos padres muy juguetones que disfrutan con los juguetes de sus pequeños como si fueran para ellos. Esto es fantástico ya que seguramente disfrutarán igualmente jugando con sus hijos.

Pero hay veces que estos padres están tan entusiasmados con los descubrimientos que hacen que se dedican a enseñar a su pequeño cómo funciona el juguete evitando la oportunidad de que lo descubra por sí mismo.

Imagina por un momento que estás en el cine viendo el último estreno de tu director favorito junto a tu mejor amigo y para que comprendas lo interesante que es la película, te va contando todo lo que sucede cinco minutos antes de que ocurra. Realmente perderías el interés por la película y tu amigo lograría que nunca más le pidieras que te acompañase al cine.

El niño de 15 a 24 meses es contradictorio en sus sentimientos, ya que se encuentra entre la etapa oral y anal no quiere compartir sus juguetes y no se debe forzar para ello.

Es importante que tenga su juguete favorito que solo pertenece a él y estar de acuerdo con eso. La generosidad se demuestra en la familia y el niño cada vez ira imitando lo que ve a su alrededor y no lo que se le dice, por esto es importante el ejemplo. Tiene una buena motricidad y equilibrio que se notara especialmente cuando está a punto de caerse.

Jugar ¡Vamos a la cama! juegos para bebés desde doce meses
¡Vamos a la cama!
Video (7 minutos)


DORMIR SOÑANDO Llega la noche, el cielo cierra sus ojitos azules y la casa entorna sus puertas para ir a descansar. Y tú, hijo mío, reclina la cabeza en tu cunita para que el sueño te lleve en sus alas doradas al lugar donde te regalan besos, caricias y juegos felices. Tu ropita duerme en la silla, los juguetes también, el autobús y el parque sueñan contigo bajo las estrellas. Mañana serás feliz cuando salgan los primeros rayos de sol iluminando tu cabecita. Duerme mi niño, duerme (nombre del niño), duérmete ya. Durante la noche papá y mamá te cuidarán.

¿Cómo incorporar los límites en la rutina diaria de nuestros hijos?

Hacer atractiva la vida cotidiana de los más pequeños puede ser muy divertido para el entorno familiar. Los días pasan y las costumbres diarias se convierten en rutinas, si conseguimos que estas se transformen en un aprendizaje entretenido de una forma tierna y amena, los niños lo recordarán durante toda su vida.

Podemos inventar un cuento delicioso para cada ocasión. Presentar las diferentes actividades como algo “que vale la pena vivir”, convirtiendo al niño en el protagonista del cuento, de esta forma querrá repetirlo todos los días.

Los niños a estas edades tan tiernas, permanentemente repiten todo aquello que les ha resultado divertido. Seguramente ya habrás observado en tus hijos que cuando juegan o escuchan un cuento quieren repetirlo hasta el cansancio.

Es normal, ellos saben que es justamente ÉSTO lo que necesitan para su DESARROLLO INTEGRAL para avanzar en esta gran aventura que es la vida. Entre la rutina diaria se encuentra por ejemplo como conseguir que el pequeño quiera ir a la cama Disfrutar del momento “ir a la cama”

Aquí te ofrecemos una idea que en realidad la inventaron los peques y nosotros tan solo lo hemos puesto en “escena”. Lo primero hay que distinguir entre “ir a la cama” e “ir a dormir”. Nuestro objetivo es hacer atractivo el concepto de la “cama”.

Seguramente tu pequeño tiene su peluche preferido que siempre lleva consigo cuando llega la noche. Supongamos que es un osito. Entonces le decimos al niño: “vamos a preparar la camita, es que el osito tiene ganas de meterse en ella”. Os dirigís juntos hacia el dormitorio con el osito, durante el camino vais desvistiendo al osito y los acostáis juntos diciendo: “que gusto entre estas sábanas suaves”, haciendo sonidos y gestos que transmitan placer al tocarlas (recuerda que tu niño todavía es muy pequeño y entiende mucho más el lenguaje no verbal que el verbal).

Ahora imita la voz del osito y di:” aquí estoy muy a gusto y seguramente tendré sueños muy bonitos donde seguiré jugando”, entonces los dos le dais el besito de buenas noches. En este momento le dices a tu hijo con cara de placer: “nosotros ahora vamos al salón a disfrutar TÚ y YO JUNTITOS. A mí lo que más me gusta es estar contigo y compartir este momento, es lo que más feliz me hace”. En este instante de intimidad junto al pequeño podrías leer su cuento favorito o hacer su puzle predilecto que ya domina muy bien y no le suponga dificultad alguna, algún juego que ya sabes que tiene siempre éxito. Mientras tanto puedes poner una música relajante.

En un momento determinado empiezas a bostezar estirándote diciendo “me está entrando un sueñito tan agradable, ven vamos a ver el osito, sh-sh-sh despacito en silencio”. El osito ya se habrá dormido, te habrá preparado la cama mientras te esperaba y seguro que te encuentras muy a gusto en ella, que está cálida y placentera. Mientras estas contando toda la historia vas desvistiendo y acostando el niño y le das el besito de las buenas noches.

Después sigues con tus costumbres de siempre en cuanto a dejar alguna luz, la puerta entornada o alguna música muy suave y muy muy bajita. Los niños nunca quieren ir a dormir y a veces tampoco quieren salir de la cama, así que por la mañana empezamos con otro cuento: “ahora dejaremos descansar la camita durante el día para que se refresque y se estiren las sábanas, si quieres puedes ayudarme un poco y así a la noche te recibirá con sus alas doradas (aquí haces el gesto de abrir los brazos muy amplios y los vas cerrando alrededor del cuerpito del peque para acogerlo y finalmente fundiros en un gran abrazo).

Bueno ahora sí que estamos preparados para el día y nos damos el besito de los buenos días (es importante decir que ahora es de día, ya que ellos no saben todavía distinguir entre el día y la noche)”. Cómo puedes observar en ningún momento hablamos de “dormir” cuando vamos hacia el dormitorio para ver si el osito ya se ha dormido. Si es necesario ensaya varias veces hasta que te salga creíble los gestos, voces y especialmente transmitir QUE TU MAYOR FELICIDAD ES DISFRUTAR CON ÉL en estos momentos, a pesar de estar muerta de cansancio y lo único que piensas es meterte tú en la cama. Ser padres, además de cientos de cosas más nos enseña a ampliar la creatividad, aceptar la renuncia, elevar nuestros niveles de paciencia pero todos estos ingredientes día a día nos abren también el corazón hacía el verdadero amor.

El libro Todo Un Mundo Por Descubrir, bebés de 6 a 24 mese
Todo Un Mundo Por Descubrir

El bebé de 6 hasta 24 meses.
Más que 85 juegos divertidos

Niños de 2 a 5 años. El libro Todo Un Mundo de Sorpresas,
Todo Un Mundo de Sorpresas

Mi niño de 2 hasta 5 años.
Más que 80 juegos divertidos

La más amplia selección de juguetes de las mejores marcas 2022.

Política de privacidad
EFODOR
Calle Doctor Esquerdo 65 28007 Madrid España